El sábado, 11 de noviembre de 2017, cerca de una centena de conservadores-restauradores han asistido a la Jornada organizada por ACRE

Regulación profesional, una reivindicación justificada

Con casi cien profesionales inscritos, el pasado 11 de noviembre de 2017 en la Sala Sabatini del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid se ha celebrado la Jornada «Regulación Profesional del Conservador-Restaurador». Organizada por ACRE, su objetivo era presentar la regulación profesional realizada en Italia y las posibles vías de adaptación al ámbito español.

Para ello, ha contado con la presencia de Juan Manuel Alegre Ávila, Catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de Cantabria y con Kristian  Schneider, Presidente de ARI (Associazione Restauratori D`Italia).

Juan Manuel Alegre Ávila, catedrático de Derecho de la Universidad de Cantabria

Expoliación como concepto para la regulación

Juan Manuel Alegre Ávila ha presentado las necesidades que deben ser llevadas a leyes españolas para que pueda darse la ordenación y regulación de la profesión.

Tomando como base jurídica la Garantía de Conservación y Promoción del Enriquecimiento, que se mencionan en la Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español  ,su presentación se ha basado en los dos conceptos que derivan de  las competencias de garantías de conservación existentes en el Estado español que son la regulación de exportación y la expoliación.

Considerando la Expoliación como «Daño o deterioro de carácter físico que pone en peligro a través de la pérdida o deterioro de los valores del patrimonio» argumenta que la no ordenación de la intervención puede derivar en el expolio del patrimonio pues los poderes públicos garantizarán la conservación, la mejora y rehabilitación  de los bienes que conforman el patrimonio a través de las oportunas autorizaciones administrativas de control.

Caminos para la regulación profesional

En este contexto, dos fueron las propuestas para la ordenación de la profesionalidad en las actuaciones de conservación-restauración.

La primera de ellas fue la de acogerse a la figura del colegio profesional, organismo donde se especifican qué titulaciones son competentes para encargarse de una materia. Esta propuesta presenta la dificultad de que las competencias de esta regulación dependen de las comunidades autónomas, por lo que para extrapolarla a la totalidad de España se necesitaría el consenso de las diecisiete comunidades autónomas.

La segunda propuesta se basaría en la creación de una Ley de Ordenación de la correspondiente profesión a través de la instauración de organismo de acreditación de los profesionales en la materia. Dicha ley podría desarrollarse desde las Cortes Generales o desde las Comunidades Autónomas.

La regulación profesional en Europa: el caso de Italia y el registro de Conservadores-Restauradores

El ejemplo italiano

Kristian  Schneider, Presidente de ARI (Associazione Restauratori D`Italia) presentó el proceso de regulación profesional realizada en Italia.

Heterogéneo marco formativo

Como en el caso de España, en Italia existe un heterogéneo sistema de formación formado por Universidades (ICR, OPD, ICPAL), academias privadas de arte, cursos de formación de ámbito regional (1-3 años), estudios universitarios que contemplan grado y máster pero que no son específicos de CR.

Reglamentación reguladora

Sin embargo existen diferentes reglamentaciones que regulan las competencias del CR  y que indican que los tratamientos en CR sólo pueden ser acometidos por profesionales como se regula en Linee Guida per il bando di qualifica.

Las competencias definidas en el decreto de regulación comprenden: el ámbito de la conservación, el desarrollo de proyecto, el tratamiento de conservación restauración, la documentación y la investigación.

Marco formativo propuesto

En Italia actualmente se propone como recomendación un único título universitario de 5 años único + master de 1 año.

La formación comprende 12 especializaciones basadas en formación y experiencia. La regulación comprende tanto la necesidad de una formación académica como la necesidad de experiencia.

Obtención de la cualificación habilitante

La tabla de baremos de para la obtención de la cualificación habilitante tiene que tener al menos 300 puntos a través de un sistema de formación y experiencia. Dependiendo de la formación realizada la baremación cambia de la siguiente manera:

          • Diploma ICR/OPD/ICPAL (Vocational University) :300 points
          • Regional training course: 75 per year (max 200)
          • Diploma of the academy ot fine arts: 50 per year (max 200)
          • University (Bachelor or Master): 37,5 per year (max 200)
          • Qualified practical experience:37,5 pro Jahn

Resultados

Como resultados de la cualificación habilitante en la actualidad en Italia existe una lista de profesionales cualificados; listados especializados; listados verificables y públicos; existe una garantía de intervención por personal cualificado y especializado.

Problema

Muchos Conservadores-Restauradores ya titulados tienen una  formación que no coincide con las propuestas planteadas para la regulación. Pueden tener un título inferior a Master procedente de titulaciones antiguas.

Este problema está pendiente de resolver.

Debate

El debate transcurrido de forma posterior a las intervenciones se extractará en formato de audio para que pueda consultarse.

Este sitio usa cookies. Si aceptas o bien continúas utilizando este sitio entendemos que aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar ventana emergente