El documento marco en el que se define la figura del Conservador-Restaurador ha sido promovido por la Confederación Europea de Organizaciones de Conservadores-Restauradores, E.C.C.O.  y aprobado por su Asamblea General . Bruselas, 1 de marzo de 2002

Si quieres consultar el documento puedes hacerlo en el siguiente enlace.

Competencias Profesionales del Conservador-Restaurador

Preámbulo

Los objetos, edificios y ambientes a los cuales la sociedad atribuye valores estéticos, artísticos, documentales, ambientales, históricos, científicos, sociales, o espirituales particulares se consideran “patrimonio cultural” y constituyen un patrimonio material y cultural que será transmitido a las generaciones futuras.

Puesto que la sociedad confía su cuidado al Conservador-Restaurador, éste adquiere una responsabilidad no sólo con el patrimonio cultural en sí mismo, sino también con su dueño o guardián legal, con el autor o creador, el público, y la posteridad. Las siguientes circunstancias sirven para salvaguardar todo el patrimonio cultural con independencia de su propietario, edad, nivel de acabado o valor.

 

Definición del Conservador-Restaurador

El Conservador-Restaurador es un profesional que tiene el entrenamiento, el conocimiento, las habilidades, la experiencia y la comprensión para actuar con el objetivo de preservar el patrimonio cultural para el futuro, y de acuerdo a las consideraciones señaladas a continuación.

El papel fundamental del Conservador-Restaurador es la preservación del patrimonio cultural en.beneficio de las generaciones presentes y futuras. El Conservador-Restaurador contribuye a la percepción, a la apreciación y comprensión del patrimonio cultural en lo que se refiere a su contexto ambiental y a sus características físicas e importancia.

El Conservador-Restaurador lleva y cabo y se responsabiliza de: el planeamiento estratégico; el examen y diagnóstico; la elaboración de los planes de conservación y de las propuestas de tratamiento; la conservación preventiva; los tratamientos de conservación-restauración y la documentación de las observaciones y de cualquier intervención.

El examen consiste en la identificación, la determinación de la composición y la evaluación del estado del patrimonio cultural; la identificación, naturaleza y extensión de las alteraciones; la evaluación de las causas de deterioro y la determinación del tipo y extensión del tratamiento necesitado. Incluye el estudio de la información existente relevante.

La conservación preventiva consiste en la acción indirecta para retardar el deterioro y prevenir el daño creando las condiciones óptimas para la preservación del patrimonio cultural mientras sea compatible con su uso social. La conservación preventiva también se encarga de la manipulación, transporte, uso, almacenaje y la exposición correctos. Puede también incluir aspectos relacionados con la producción de facsímiles con el fin de preservar el original.

La conservación consiste principalmente en la acción directa realizada sobre el patrimonio cultural con el objetivo de estabilizar su estado y retardar posteriores deterioros .

La restauración consiste en la acción directa realizada sobre el patrimonio cultural dañado o deteriorado con el objetivo de facilitar su percepción, apreciación y comprensión, respetando en la medida de lo posible sus propiedades estéticas, históricas y físicas.

La documentación consiste en un registro escrito e ilustrado exacto de todos los procedimientos realizados, y la base lógica de cada uno de ellos. Se debe presentar una copia del informe al dueño o al guardián del patrimonio cultural y se debe mantener accesible. En este documento se debe especificar cualquier requisito posterior para el almacenaje, mantenimiento, exhibición o acceso a la propiedad cultural.

El Conservador-Restaurador mantiene la propiedad intelectual del expediente que será conservado como referencia futura.

Además, es competencia de los Conservador-Restauradores:

  • desarrollar programas, proyectos y prospecciones en el campo de la conservación-restauración
  • proporcionar consejo y asistencia técnica para la preservación del patrimonio cultural
  • preparar los informes técnicos sobre patrimonio cultural (excepto cualquier juicio sobre su valor comercial)
  • realizar investigaciones
  • desarrollar programas educativos y enseñar
  • diseminar la información obtenida del examen, del tratamiento o de la investigación
  • promover una comprensión más profunda del campo de la conservación-restauración

 

Educación y formación

Para mantener los estándares de la profesión, la educación profesional de los Conservadores-Restauradores y su formación estará al nivel de un master de universidad (o equivalente reconocido) en conservación-restauración. La formación se detalla más a fondo en el Documento “Directrices profesionales de E.C.C.O. III”.

El de la Conservación-Restauración es un campo complejo y en rápido desarrollo Por lo tanto, el Conservador-Restaurador cualificado tiene la responsabilidad profesional de mantenerse actualizado respecto a los últimos descubrimientos, y de asegurarse de que practica su profesión conforme al pensamiento ético actual. El desarrollo profesional continuo se detalla más a fondo en el Documento “Directrices profesionales de E.C.C.O. II”.

 

Diferenciación respecto a otros campos relacionados

El de la Conservación-Restauración se diferencia de otros campos relacionados (ej. el Arte y la Artesanía) en que su objetivo primario es la preservación del patrimonio cultural, frente a la creación de nuevos objetos o el mantenimiento o reparación de objetos en un sentido funcional.

El Conservador-Restaurador se diferencia de otros profesionales por su educación específica en conservación-restauración.