Presentación Proyecto SIG Blanco

ACRE presenta el proyecto «SIG BLANCO, Patrimonio Cultural y Contrataciones del Sector Público” que propone el uso de información de portales institucionales de contratación pública relacionada con bienes culturales como fuente de información y formación para profesionales y comunidades pedagógicas

Concesión de la convocatoria competitiva Ayuda de Acción Cultural 2019

ACRE ha sido beneficiaria de la “Ayuda para la acción y promoción cultural” en la convocatoria 2019 de la Dirección General de Industrias Culturales y Cooperación, Orden 15 de marzo de 2019 del Ministerio de Cultura y Deporte.

Esta ayuda se concede en el ámbito de los sectores culturales y creativos, teniendo en cuenta la innovación como uno de los principios prioritarios mediante la transformación del conocimiento y las ideas culturales con capacidad para introducir cambios y mejoras en productos o procesos que puedan generar un valor añadido en la oferta, junto a una mayor gratificación para los ciudadanos.

Una propuesta para el beneficio de los profesionales del Patrimonio Cultural

En este contexto de innovación ACRE ha desarrollado el proyecto “SIG BLANCO, Patrimonio Cultural y Contrataciones del Sector Público”, que propone el uso de información de portales institucionales de contratación pública relacionada con bienes culturales como fuente de información y formación para profesionales y comunidades pedagógicas. Su desarrollo está basado en la ordenación de información técnica y administrativa referente a intervenciones en patrimonio histórico mediante al menos cien registros clasificados en bienes muebles, museos, yacimientos, archivos, monumentos escultóricos, material textil, conservación preventiva, pintura mural, retablos, vitrales, actividades didácticas, fuentes, rejas, arte contemporáneo, artesonados, transporte, estudios, direcciones de obra, coordinación, seguridad y salud. Con este proyecto promovemos el uso profesional y académico de esta documentación de forma que a su vez pueda generar resultados aplicables, considerando que esta información puede ser fuente de información, de formación y de cultura para profesionales y comunidades pedagógicas que se relacionen con el patrimonio cultural.

Una forma de visibilizar problemas cuya solución reivindicamos

El proyecto, además de mostrar un amplio panorama laboral relacionado con las profesiones del patrimonio cultural mostrando quienes somos y qué hacemos, visibiliza otras muchas cuestiones denunciadas por ACRE. Como ejemplos, podemos indicar el alto índice de contratación llevada a cabo desde entidades locales (que carecen de técnicos para el control de intervenciones), la disparidad de unidades de precio/hora de profesionales en diferentes comunidades (a falta de un convenio colectivo específico), la errónea clasificación de códigos CPV en muchas licitaciones (que mezclan epígrafes de obras en servicios), la disparidad de inversión pública en preservación de patrimonio en las diferentes comunidades autónomas (existiendo su completa carencia -al menos en forma de licitación pública- en varias de ellas), la falta de recopilación de esta inversión en patrimonio de forma específica en estadísticas como la Cuenta Satélite de la Cultura.

Un proyecto ideado desde la colaboración académica y profesional

En la participación del proyecto SIG Blanco se ha solicitado la colaboración de instituciones para amplificar los resultados, dando prioridad a las entidades educativas firmantes de la “Declaración de Nájera”, por lo que actualmente contamos con el apoyo de la Universidad Politécnica de Valencia UPV, la Escuela Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Galicia, la Escuela Superior de Conservación y Restauración ESCRBC de Aragón, la Escuela Superior de Conservación y Restauración ESCRBC de Castilla y León, la Universidad Complutense de Madrid.

Contamos también con el compromiso de ayuda para su difusión de otras entidades profesionales como Hispania Nostra, Diputación de Álava y el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico.

Fases del proyecto

Fases

Visor

Presentaciones confirmadas en 2019

El proyecto consta de tres fases. La primera fase, visor de intervenciones, ha estructurado la documentación relacionada de tal manera que actualmente ya es posible acceder a las líneas del proyecto en web, dónde se pueden observar, sobre un mapa de España, cien licitaciones de manera georreferenciada y listadas para consulta y estudio, permitiendo también la búsqueda por categorías de bienes.

En la página principal presentamos el proyecto y sus fases. https://asociacion-acre.org/proyectos/sig-blanco/

La página del Visor muestra en el mapa de España diferentes licitaciones ordenadas por Categorías que pueden consultarse también de forma individualizada. https://asociacion-acre.org/proyectos/sig-blanco/visor/ En el mapa cada registro da acceso también a su ficha y su enlace a portfolio en web.

Cada página de Categoría muestra diferentes ejemplos. Este es el ejemplo de la categoría Retablos https://asociacion-acre.org/proyectos/sig-blanco/visor/sig-blanco-retablos/  Cada categoría posee su mapa específico en el que los ítems marcados están ordenados por entidad contratante.

En cada ficha, dependiendo de la entidad contratante, se tiene acceso a diferente información. En las fichas se muestra con un aspa la información que no está disponible, y se enlaza a la que sí lo está.

La segunda fase, formación,  dará publicidad a este proyecto en los próximos meses de manera presencial en distintas entidades, de manera que pueda reconocerse como una herramienta de consulta útil tanto para profesorado y alumnado, como para los profesionales de la conservación-restauración de bienes culturales, siendo muchas otras las aplicaciones que se pueden desarrollar a partir de un primer análisis.

El enlace de los eventos ya comprometidos puede consultarse en: Formación SIG Blanco

https://asociacion-acre.org/proyectos/sig-blanco/formacion-sig-blanco/

En una tercera fase, divulgación, se presentarán los resultados en diferentes publicaciones de medios científicos y académicos, llevando el seguimiento de su uso e implantación.