Pórtico de la Gloria, ejemplo de conservación-restauración en España

Ante los lamentables hechos vinculados con destrucción de patrimonio cultural de estos últimos días, que nada tienen que ver con la restauración profesional del patrimonio cultural, ACRE quiere poner en valor de forma especial el trabajo hecho en el Pórtico de la Gloria.

Un ejemplo de conservación-restauración en España

Acaba de ser presentado el resultado de la restauración del Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago, con excelentes resultados. La policromía que todavía estaba bajo la densa capa de suciedad ha podido ser recuperada, con resultados espectaculares.

La intervención ha estado coordinada desde el Instituto de Patrimonio Cultural de España por Ana Laborde Márquez. La institución ha aportado además apoyo científico desde sus laboratorios y ha formado parte de la Comisión Técnica. La intervención sobre el pórtico se ha enfocado a eliminar únicamente los materiales inestables que provocaban deterioro: suciedad, costras Salinas, depósitos biológicos, productos alterados aplicados en anteriores intervenciones. Se han respetado los añadidos históricos.

Esto es conservación-restauración realizada por profesionales debidamente titulados y cualificados.

Lo que no es conservación-restauración

Lamentables hechos como la intervención realizada sobre la talla del siglo XVI de Estella que representa un San Jorge con el dragón afecta a los profesionales de la conservación restauración, no sólo por el obvio intrusismo laboral, sino también por el irreversible daño perpetrado al patrimonio cultural, pero además por la connotación negativa que se está asociando a la palabra restauración al utilizarla para definir este tipo de acciones.

Los titulares y comentarios en prensa, televisión o radio de esta semana,  hablando de la restauración del San Jorge o la restauradora que la hizo, están perjudicando gravemente al sector profesional no sólo a nivel nacional sino también en el extranjero, donde ya hemos leído titulares del tipo “qué pasa con la restauración en España” o “un nuevo hito de las restauraciones en España”. Hemos podido leer este tipo de encabezamientos en medios franceses, alemanes, ingleses o estadounidenes, afectando con ello a la imagen de un sector que, a pesar de las duras condiciones en las que desarrolla su trabajo, lo hace siempre con la máxima garantía de respeto a los bienes culturales.

Lo que es conservación-Restauración

Por estos comentarios, queremos aprovechar la coincidencia de que precisamente esta semana haya sido presentada al público la restauración del Pórtico de la Gloria.

La presentación del trabajo realizado en la Catedral de Santiago evidencia los buenos resultados que se obtienen cuando se cuenta con profesionales debidamente preparados, el presupuesto necesario para realizar la intervención y tiempo suficiente para llevarla a cabo con el cuidado y detalle precisos.

Manifiesto por la Profesión

Ante la imposibilidad de mantener en el tiempo las actuales e insoportables condiciones de trabajo en España, los profesionales conservadores-restauradores reclamaron de forma unánime el pasado 25 de mayo de 2018 a través de la lectura pública del “Manifiesto por el Patrimonio” diferentes mejoras en las políticas de la gestión del patrimonio cultural.

España no puede ni debe permitirse confiar a no profesionales su amplísimo y valioso patrimonio cultural, del mismo modo que no puede ni debe deslegitimar su formación y capacidad.